Skip to main content
4.8/5 - (11 votos)

¿El estrés de verdad no influye en nuestra fertilidad?

Creo que afirmar que el estrés no influye en la fertilidad es conocer poco la bioquímica, endocrinología… de nuestro organismo. Como Bióloga-Embrióloga me pasé muchos años estudiando las células y todo lo que les afectaba, su funcionamiento…. Y gracias a mi formación posterior en medicina integrativa, aprendí a relacionar cómo el sistema nervioso interfiere y modifica el sistema hormonal. Al sistema inmunológico, a la Microbiota… ¡Y un gran etcétera!

Pero vamos por partes, que hoy tenemos lío.

Hace poco escuché a un ginecólogo asegurar que el estrés no afecta a la fertilidad. Pero seamos sensatos, el estrés afecta a TODO nuestro organismo y está más que demostrado. Otra cosa (y ahí se está jugando con las palabras) es que una mujer que tenga una obstrucción de trompas por mucho que se relaje no se va a embarazar. O si sufre de anovulaciones por una alteración genética el estrés vaya a hacer que se quede embarazada porque se relaje. O si tiene 45 años y la calidad de sus óvulos es muy baja, o si tiene un endometrioma en un ovario y una adenomiosis uterina el estrés vaya a provocar que todo esto desaparezca. ¡Obvio que aquí el estrés no es el origen!

¿Cuando te relajes te quedarás embarazada?

No hay frase que haya hecho más daño que “Cuando te relajes te quedarás embarazada”. No señores, esto tampoco es así. Todos los absolutos son erróneos y además pueden llevar a equívocos y lo peor, hacer mucho daño.

Pero me dejo de teoría y vamos a la práctica.

¿Cómo influye el estrés en la fertilidad?

Hemos de tener en cuenta que cuando hablamos de estrés no nos referimos a un día malo o el disconfort que nos ha provocado una mala noticia, sino un estrés sostenido en el tiempo, ya que en estos casos sabemos que es tóxico, proinflamatorio y nefasto para nuestra salud, y la fertilidad es salud (no olvidemos esto).

Como influye el estrés en la microbiota intestinal.

La Microbiota intestinal (tan de moda), ya sabemos de la importancia y relevancia que posee en nuestra salud reproductiva. Los millones de “bichitos” que tenemos en nuestro intestino se encargan de mantener un equilibrio en nuestro organismo, nos ayuda a defendernos y a tener un buen sistema inmunológico. Existe un eje bidireccional con nuestro cerebro que afecta directamente a nuestro intestino (segundo cerebro) y la Microbiota también nos ayuda a eliminar correctamente tanto hormonas como tóxicos de nuestro cuerpo: El estroboloma.

Pero no solo esto es determinante para la absorción de nutrientes (vitaminas, minerales…) que son necesarios para tener una buena fertilidad. También sabemos que existe una relación entre la Microbiota intestinal y la Microbiota vaginal y endometrial, y ésta Microbiota es determinante para que un embrión decida implantarse en el útero.

Por eso os dejo un estudio interesante sobre la influencia del estrés en la Microbiota intestinal.  

Microbiota intestinal

De forma muy muy resumida os cuento que se ha visto que el estrés predispone a enfermedad inflamatoria intestinal (EII). Enfermedad del intestino irritable (SII), y aumenta la permeabilidad intestinal. Así como la sensibilidad visceral, la alteración en la motilidad GI y conduce a Activación profunda de mastocitos. Que resulta en la liberación de muchos mediadores proinflamatorios y sabemos que la inflamación crónica de bajo grado nos provoca más radicales libres y “oxida” nuestra células (óvulos y esperma) además de predisponernos a resistencia a la insulina, por ejemplo. 

En cuanto a la Microbiota endometrial y su importancia en la fertilidad también hay muchos estudios. Os dejo con un ejemplo, pero seguro que ya conocéis de su importancia y de su relación con la Microbiota intestinal

Estrés y fertilidad

Otro temazo son las mitocondrias, ya sabéis que son los orgánulos que se encargan de generar la energía para las células, y que si hablamos de fertilidad son importantes tanto para la calidad del óvulo como para la posterior división celular del embrión. Bien, pues también se está viendo que el estrés afecta al funcionamiento de las mitocondrias (especialmente importantes en mujeres con endometriosis, de esto os hablo otro día). En este artículo de investigación ya se puede ver que el estrés crónico puede afectar críticamente el metabolismo de la energía celular.

Pero hay más, el estrés aumenta los niveles de glucosa en sangre, predisponiendo a resistencia a la insulina y diabetes, y sabemos que la resistencia a la insulina afecta a la calidad ovocitaria, a la ovulación y a la implantación del embrión. 

Y para terminar, como la técnica que yo recomiendo es la Meditación Mindfulness, es la que más evidencia científica tiene (si entráis en PubMed ) podréis comprobar que hay miles de estudios al respecto. Os dejo una revisión sistemática de ensayos controlados aleatorios sobre el Mindfulness, que de forma muy resumida dice cómo afecta a estos cinco parámetros:

  1. Proteínas inflamatorias estimuladas y circulantes
  2. Factores de transcripción celular y expresión génica
  3. Recuento de células inmunitarias
  4. Envejecimiento de las células inmunitarias
  5. Respuesta de anticuerpos

La meditación de atención plena y el sistema inmunitario: una revisión sistemática de ensayos controlados aleatorios

Relación entre los telómeros, el estrés y la fertilidadad

Y ya para terminar de verdad y tomar conciencia de la importancia del estrés en nuestra salud, ¿sabíais que el estrés acorta los telómeros? 

Telómeros: secuencias del ADN que se encuentran en los extremos de los cromosomas. Su longitud es un marcador predictivo del envejecimiento biológico. Numerosos estudios han demostrado asociaciones entre los telómeros y trastornos somáticos o psiquiátricos.

En un estudio se vio que las madres que habían tenido estrés sostenido en el embarazo se relacionaba con bebés con telómeros más acortados. 

Os dejo el estudio: La longitud de los telómeros en los recién nacidos está relacionada con el estrés materno durante el embarazo.

Pero es que hay muchísimo más, acelera la apoptosis celular (muerte programada de la célula), aumenta los niveles de TNF-alfa, interleucina 6, células NK…

Telómeros y fertilidad

Así que… Señoras y señores, el estrés inflama, oxida, altera el ADN, aumenta la glucosa en sangre, acorta los telómeros. También altera la Microbiota, altera hormonas importantes para la función reproductiva como la TSH (tiroides). La prolactina, llegando a afectar a la ovulación, incluso llegando a anularla (amenorrea hipotalámica). Empeora el funcionamiento del sistema inmune, aumenta la cantidad de anticuerpos que atacan los tejidos (hipotiroidismo autoinmune), disminuye los valores de progesterona en sangre…. Y no me paro a hablaros de la relación estrés y su relación con las hormonas sexuales, porque de esto ya hay mucho publicado. Os dejo un artículo que resume muy bien esto último: De la mente a la célula: impacto del estrés en psiconeuroinmunoendocrinologia.

Por lo tanto, ¿estamos tan seguros de que el estrés NO afecta a la fertilidad? ¿De verdad? ¿Queréis más evidencia científica? 

En resumen, el estrés puede afectar la producción de hormonas, lo que a su vez puede afectar la fertilidad. Sin embargo, hay muchas otras variables que pueden afectar la fertilidad. Por lo que si está preocupado por esto, le recomendamos que se ponga en contacto para obtener un diagnóstico y un tratamiento adecuado.

× Contáctanos por WhatsApp