Como especie animal que somos, hemos nacido para estar en movimiento; ya sea por búsqueda de alimento, para huir de un depredador o para ir en búsqueda de cobijo.

El sedentarismo no solo nos enferma sino que nos hace enormemente infelices, nos desconecta de nuestro instinto. No existe ni va a existir un solo fármaco o complemento, capaz de reproducir los efectos que tiene la actividad física en nuestras vidas:

  • En nuestras hormonas
  • En nuestro estado de ánimo
  • En nuestra conducta socioemocional

Creemos en una práctica de ejercicio regular, como parte inherente al día a día de la persona. Un ejercicio consciente como tratamiento para promover una salud integral, que integre todas las partes como un todo que se aborda conjuntamente. ¡Por eso lo incluimos en tu Programa Integral Premium para una persona!