Skip to main content
4.7/5 - (41 votos)

Hoy vengo a hablar de un tema que la primera vez que lo hice me dijeron que estaba loca… ¿Cómo es la vida, verdad? Ahora es algo normal y que ya muchos profesionales aplican en sus consultas… eso me hace feliz porque significa que os podéis beneficiar vosotr@s de estos cambios de paradigma y esta apertura mental en la medicina en la relación entre intestino y fertilidad.

Bueno, a lo que iba, hace muchos años viendo muchos estudios, viendo casos en consulta, y aprendiendo de los mejores. Me di cuenta de que el intestino tenía un papel importantísimo en la fertilidad ¡y que nadie lo estaba viendo!

Cuando yo trabajaba en reproducción asistida nunca se me hubiera pasado por la cabeza pensar en que el intestino podría tener alguna repercusión en la fertilidad. Porque yo solo pensaba en óvulos, esperma, embriones, hormonas, estimulación ovárica, transferencias… NADIE me enseñó a ver la fertilidad de otra forma, qué pena… porque ahí mi mente estaba pequeña, mirando por segmentos la fertilidad y sin plantearme absolutamente nada.

Pero cuando descubrí la medicina integrativa se me abrió un mundo, maravilloso por supuesto. Que no estaba enfocado a la fertilidad, pero que yo podría relacionarlo. ¡Y ahí empecé a buscar estudios y a empezar a ver toda la evidencia… Y por lógica lo iba aplicando a la fertilidad ¡y funcionaba!

Empecé a ver cómo el sistema nervioso o el sistema inmune interferían en el hormonal y por tanto en la fertilidad. Y sabemos que el 80% de nuestro sistema inmune depende de tener una buena Microbiota intestinal. Pero no solo eso, tiene una intensa relación con los estrógenos. Porque gracias a ciertos “bichitos” que tenemos en la mucosa intestinal podemos metabolizar y eliminar los estrógenos que no son saludables. 

Podría estar escribiendo horas sobre todo lo que hace el intestino por nosotros. Por ejemplo, para tener un buen funcionamiento de nuestro sistema nervioso también hemos de tener un intestino funcionando correctamente. 

Además, no hemos de olvidar que las mucosas de nuestro organismo están conectadas.  Y ya sabemos que la Microbiota (familia de bichitos que tenemos en nuestra mucosa intestinal) intestinal afecta a la Microbiota vaginal y endometrial. Por lo que indirectamente afectará a la implantación del embrión en el útero. 

Nos encontramos en consulta muchas mujeres con enfermedades autoinmunes que afectan directamente a sus ovarios y a la implantación del embrión, y casualmente tienen afectación en su Microbiota del intestino. 

Mejorando la pared intestinal mejoramos la fertilidad, ya no hay dudas. 

El intestino se ve afectado negativamente cuando tenemos unos niveles de estrés sostenidos en el tiempo, cuando ingerimos alimentos proinflamatorios, por los tóxicos, por los antibióticos, el exceso de ejercicio, el consumo de AINE (antiinflamatorios no esteroideos), por consumo de alcohol, pero también por el déficit de Zinc, o de glutamina, o de vitamina D.

Como podéis ver es un puzle que debe manejarse muy bien para conseguir un buen resultado, y ya lo siento, pero esto no se soluciona tomando unos Probióticos… no funciona así…hay que hacer primer un estudio muy amplio, tanto con una buena historia clínica como con pruebas adecuadas para cada caso. Y a partir de ahí el profesional debe tratar con pautas personalizadas de alimentación, suplementación con vitaminas, minerales, enzimas, aminoácidos… no solo Probióticos o prebióticos. 

Nota: Ojo las mujeres que tenéis endometriosis, tener una Microbiota equilibrada es ESENCIAL para la enfermedad, de hecho, la mayoría de mujeres que vemos en consulta con endometriosis tienen problemas digestivos e intestinales, y más del 90% tienen sobrecrecimiento bacteriano (SIBO) porque esta enfermedad depende en gran parte del intestino. 

Os dejo con varios estudios, donde podréis comprobar cómo el intestino tiene relación con la fertilidad y con nuestro sistema hormonal e inmunológico:

Y aquellas mujeres con hipotiroidismo autoinmune, más de lo mismo, hay cientos de estudios, pero esto os lo dejo para otro post, que lo merece. 

Y por supuesto también afecta a los hombres, es cierto que no hay tanto publicado, pero si usamos un poco la lógica, podemos llegar a conclusiones. 

Si tenemos un intestino que no está absorbiendo correctamente los nutrientes de los alimentos, será mucho más fácil tener déficits, y tener déficit de Zinc, Selenio, Vitamina B12, Vitamina D, ácido fólico, afecta directamente al esperma, a su movilidad, morfología, concentración y también a su formación de ADN!!

Conclusiones

Si cuidas tu intestino, estás cuidando tu fertilidad, tu sistema inmune, tu endometriosis, tu síndrome de ovario poliquístico, tu tiroides, tu ADN espermático… ¿Queda claro?

Una última cosita, ahora todo el mundo toma Probióticos, pero ojo, hay que saber qué tipo de cepa estamos tomando, de qué familia. Porque dependiendo de cuál sea el problema que queremos mejorar, necesitaremos un tipo u otro. Es más, podemos empeorar la situación de base de la que partamos, por eso insisto tanto siempre en que debéis consultar con expertos en el tema para que realmente hagan efecto y para no provocar más alteraciones. 

Para ayudaros a mejorar, nuestras profesionales han impartido una masterclass muy interesante sobre la Microbiota. ¡Os encantará!

▷ Conoce tu microbiota en la búsqueda de tu embarazo

Y por si queréis ampliar más información, hace años hice un directo hablando sobre un taller de intestino que impartí. (Obviar las pintas por favor, pero hay información interesante en él):

▷ Relación entre el Intestino y la Fertilidad

Espero de corazón, que cada día os ayuden mis post, para abrir los ojos y haceros responsables de vuestra salud.

¿Os gustaría que impartiera de nuevo una Masterclass sobre Intestino y Fertilidad?

× Contáctanos por WhatsApp